lunes, 29 de noviembre de 2010

Sección de Crítica: Transición de Pedro Aponte Vázquez


Transición
Pedro Aponte Vázquez
Publicaciones RENÉ
86 páginas


Transición de Pedro Aponte Velazquez apunta hacia una narrativa histórico-política principalmente enmarcada dentro del discurso de la izquierda nacionalista puertorriqueña. El libro es corto, comprendido por 8 cuentos que ilustran mayormente situaciones del movimiento nacionalista durante las décadas del ’50 y ’60.
Aponte Vázquez usa un lenguaje sobrio, sin mucha palabra rebuscada y con bastantes elementos descriptores. Sus personajes son lineales, siempre apreciados por su tenacidad, valentía y disposición, incluso hasta la muerte, para los deberes patrios. Transición contiene una narrativa que parecería idílica y romántica ante el ojo del lector moderno. Sin embargo, el libro es una rememoración a un pasado cierto y a un sentimiento latente aun en mentes jóvenes de hoy en día.
De entre los relatos se destacan “El Eneúno” en el cual Aponte Vázquez presenta la pugna entre el espionaje realizado por las autoridades dentro del movimiento nacionalista. Un relato más activo es el que inicia el texto titulado “Water” en el cual un bando de nacionalista realiza un ataque a la Fortaleza. Aquí Aponte presenta al gobernador como un cobarde que depende en su mayoría de las instrucciones de Washington y de la ayuda de su asistente Vicente, aludiendo al luego líder político independentista Vicente Géigel Polanco.
Transición culmina con un cuento de corte sicológico titulado “Nacimiento, muerte y más allá” en el cual el autor resalta la historia de un paciente que luego de una cirugía es clasificado demente. Al parecer, esta historia abre la puerta a otro libro de relatos por parte del autor.
A pesar de todo lo anterior, Aponte Vázquez resalta como narrador con el cuento “Rumores de cerro adentro” donde comenta el fenómeno de una explosión de proporciones increíbles en el centro de la Cordillera Central. El autor va atando cabos en lo que aparenta ser un suceso enigmático y profético tanto para las autoridades como para el pueblo puertorriqueño. Al final, levemente aduciendo a Villalba,, el autor confiesa que la explosión es el resultado de la ira acumulada en las entrañas del Cerro Maravilla.
Transición es un libro de lectura pausada, lenta y para, los lectores desprevenidos, un poco tediosa. Sin embargo, el libro enmarca una literatura política con una precisión histórica que trasciende la ficción. Aquellos ajenos a la lucha nacionalista se verán obligados a cuestionarse, a buscar y sobre todo a recordar: esta es la verdadera aportación de Transición a la literatura puertorriqueña.
Se lo recomiendo a los amantes de la Historia puertorriqueña  y a aquellos deseosos de hurgar el pasado nacionalista que incluye a los Cadetes de la República, los Macheteros, Pedro Albizu Campos y el Cerro Maravilla.
Amigos los espero en la próxima página de Crítica de Libros, les saluda Nelson Vera Santiago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada