martes, 12 de octubre de 2010

Esta semana es de América.


Mientras en Puerto Rico no se sabe si el día feriado se celebra martes o lunes (porque lo importante es tener un día libre en la semana), el resto de Latinoamérica busca justicia por el mayor genocidio de la historia.

Ayer 12 de octubre se celebró el Día de la Resistencia Indígena. Esta fecha marca los 517 años de una de las mentiras de la historia: El descubrimiento.

Los colonizadores españoles encontraron un mundo de recursos, sus brillaron con la imagen de la explotación y la desidia ante la vida.

Lastimosamente nos creemos que todavía España es “La madre patria”. A inicios de la semana lo escuché en Radio Universidad, como si fuese algo de lo más normal, como si la gran madre estuviese llamándonos para volver a sus entrañas. La carcajada que solté fue casi automática ante el ominoso cognomen pronunciado por un invitado.

En realidad, esta antítesis de la “madre patria”, resalta la ultracolonización de generaciones a través del tiempo. El concepto del “descubrimiento” es uno centralista y carente de visión emprendedora. Es pensar en Europa como el ombligo del mundo. Si Richard Dawkins no se equivoca, el “descubrimiento es un enorme meme. Un fenómeno cultural capaz de cambiar la historia.

El “descubrimiento”, el concepto como tal, es destruir un lado del mundo a expensas del desconocimiento de los habitantes de occidente. Es validar el genocidio, las violaciones en masa, el hambre y la destrucción de la balanza entre lo natural y lo místico, que tanto caracterizó a nuestros nativos.

Sin hablar del concepto “indio”, sin embargo, este es un elemento que deberá ser considerado por los organizadores de este “celebración” (si es que hay algo que celebrar).

Esta semana Urrutia se destacó como periodista antropológico.

Esta semana los nativos resisten.

Esta semana es de América.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada