domingo, 27 de noviembre de 2011

Black Friday Bullets*


El siguiente escrito fue publicado en:




Black Friday Bullets


Esta ha sido una semana de suma porquería social. Más que eso, por la razón de que el tema viene forzado pro tradiciones extranjeras (Sanguivin y la venta del madrugador), me apunto una con costumbre del amigo Guillermo Rebollo Gil de titular las cosas en inglés. Veamos.

Por un lado, el pueblo se atragantó de pavo y murió en un mar de alcohol y “jorglorio” porque llegaron las navidades y, como el dicho, “que la última la pague el diablo”.


Sin embargo, más espeluznante que el embutido aviar de la semana fue el ya memorado “Viernes negro”. Este evento YA NO SORPRENDE, pero, como sea, hay que mirar los noticiarios y pasarnos la mano por la frente ante el descarrilamiento de la moral y la razón. Sirve como un estilo de golpe de pecho, para recordarnos que las cosas están mal, que “Puerto Rico lo hace m[p]e(j)or”. Ayuda a levantar el dedo acusador y, para otros, a reírse de la psiquis ajena.

Tan grande fue la “devastación” social de la venta del madrugador que una de las mentes prolíficas del país, el Senador Jorge Navarro– quien conoce de estos eventos donde hay mucha gente apretujada y alocada, además de pertenecer a la Comisión de Asuntos del Consumidor–, dijo que el abuso de la discriminación comercial tenía que acabar. Adujo que hay que evitar el caos en los comercios y atajar esto con una medida que controle la situación.

[Este es el momento, damas y caballeros, en donde nos levantamos y aplaudimos como focas.]
Vale hacerse las preguntas: ¿Qué hubo en este “viernes negro” que no se dio en los pasados? ¿Más gente? ¿Un motín en Hato Rey? ¿Un individuo que se quiso llevar el televisor sin pagar?

Se puede afirmar todo eso. EMPERO, lo más llamativo es que fue un exitoso ejemplar de consumismo en época de crisis. Reafirmación de que vivimos en un país capitalista (una enfermedad ocular).

Por su parte, un rotativo nacional– que todos sabemos cuál es–  indicó que Navarro radicará el proyecto para que los productos que vienen anunciados en los “shoppers” de EE.UU. se vean obligados a traer esos productos aquí. Además, busca forzar al comercio local para que tengan mayor cantidad de productos, por un tiempo más amplio.

[EUREKA] El “black Friday” boricua. Más artículos y más tiempo para comprar, así lo ha querido la legislatura. Porque, como hemos visto, esto amerita una legislación que atienda este “GRAVE” problema. Más grave que la criminalidad, que la crisis por falta de empleo y que la cuestión esa de la droga.

Con esta legislación se acaba el problema. La gente se controlará y los comercios respetarán los derechos del consumidor. [Focas, aplaudan]

Como vimos, la gente que se apiña a las calles con casetas y grita consignas para que le abran el negocio y puedan ejercer su derecho a comprar, ha ocasionado que la legislatura atienda este “grave” problema. No obstante, cuando la gente se apiña a las calles con casetas y grita consignas para que se establezca una mejor educación pública, la legislatura remenea el fondillo en su cojín de cuero y el poder ejecutivo envía a la policía. [Que mucho revoltosos anda poniendo casetas en las aceras y en las calles.]

Hagamos un excurso.

En segundo término: “bullets”. Aquellos colegas que me conocen saben que vivo muy, muy, cerca del Aguadilla Mall. (Que conste: yo vivo allí antes de que llegara semejante mamut comercial). Culminaba un viaje de San Juan a Moca cuando mi esposa me llamó para indicarme que justo cuando salía de allí se dio el penoso caso de violencia doméstica en el Supermercado Amigo.

Ayer, me topé con la noticia de que la Procuradora de la Mujer, Wanda Vázquez está presta a presentar querellas contra esos jueces que no hicieron nada por aquella mujer.

Sin embargo, con todo el debido respeto a mis colegas feministas que se han manifestado sobre el asunto, me parece un poco accidentado el caer en esta noticia sin ver todos los ángulos.

Se desprendió de la nota periodística que las órdenes de protección habían sido concedidas y que la agresión ocurrió tan pronto el individuo pagó la fianza ordenada. La orden había sido otorgada por el juez González, la fianza y la determinación de causa por violar la orden fue emitida por el juez Ramos. Por no pagar la fianza era que el individuo estaba encerrado. Tan pronto se pagó y salió fue que cometió la fechoría insulsa y macabra.

La OSAJ dijo que ellos habían hecho el intento de cumplir con la ley, Vázquez arremetió contra los jueces y la expresión de la judicatura está por verse. No obstante, este pase de batón me parece un poco improductivo.

Se habló muchísimo de la Ley Núm. 99  de 18 de septiembre de 2009. Obviamente, el periódico no indicó ninguna de sus disposiciones. A saber:

Artículo 3.-Una vez el imputado o la imputada pague la fianza establecida por un Tribunal, quedará en libertad bajo fianza, hasta tanto la OSAJ haga los trámites pertinentes para la colocación del dispositivo para la supervisión electrónica.  Se le ordena a OSAJ colocar el dispositivo para la supervisión electrónica, el mismo día de la vista de imposición de fianza.

Por otro lado:
Artículo 6.-Cónsono con la política pública esbozada en esta Ley, el Departamento de Justicia, la Oficina de Servicios con Antelación al Juicio (OSAJ), la Policía de Puerto Rico y la Oficina de la Procuradora de las Mujeres deberán:


(b)               Promover la colaboración y coordinación interagencial para maximizar los recursos disponibles y uniformar los procedimientos utilizados en las agencias para manejar los casos de incumplimiento a las órdenes de  protección, agresión sexual, maltrato agravado, amenazas y reincidencia en los casos de violencia doméstica.


También es meritorio mencionar:

Artículo 7.-El Departamento de Justicia, la Oficina de Servicios con Antelación al Juicio y la Oficina de la Procuradora de las Mujeres coordinarán con la Oficina de Administración de los Tribunales, la implementación y consecución de los objetivos de la política pública que se recoge en esta Ley.

A base de todo lo anterior, me parece que esta papa caliente está bien desmerecida. Tanto la OSAJ, como la Procuradora, como el Departamento de Justicia y la OAT no realizaron la labor interagencial que, entiendo yo, fue el pilar de la Ley 99.

Según los argumentos de la Procuradora, no se le informó a ninguna de las demás agencias el hecho de que el agresor había pagado la fianza y había sido excarcelado. Bien, muy bien, pero me atrevo a enunciar que en estos casos no se puede esperar a una notificación, hay que darle seguimiento, hay que tener a alguien allí en las vistas, hay que llamar, buscar, o, como decimos en estas latitudes Jo%^@# con el asunto.  Aún cuando la ley no exprese eso. Lo contrario es caer en el desdén: y créanme, yo concibo que la cosa está bastante mala como para actuar de esa manera, actuar con ese seguimiento está justificado.

No me trago el cuento de que fue sólo la judicatura la culpable de este problema. Me voy en contra de los titulares noticiosos– no es la primera vez, y no hay que tener miedo a hacerlo–. Empero, escribo esto sin restarle méritos y con todo el debido respeto al planteamiento de Benja Torres Gotay en la columna de este domingo.

Además, añado otro ángulo a este asunto. Lamentablemente, el político. Las lenguas del barrio apuntan a que la Procuradora, oriunda de Aguadilla, suena como una candidata fuerte para sustituir al actual alcalde, Carlos Méndez. Por su parte, el juez González fue candidato a alcalde en la zona y luego fue nombrado juez por el ex gobernador Aníbal Acevedo Vilá. Apunta la filosofía del cafetín de la esquina a que todo este asunto da el pie forzado para matizar una campaña y de una vez sacar a uno del partido contrario del estrado.

Sinceramente, yo no estaba muy maduro para el tiempo de esas contiendas políticas. Además, yo creo que la Procurada es una persona bastante seria como para prestarse a eso. Pero, mientras algunos ya ven lo político asomando la cabecita por donde sale el sol, yo me quedo pensando que estas cosas no pueden ocurrir. Ya es la segunda vez que un caso de violencia doméstica en Aguadilla sacude con tanta fuerza al país– hace ya un tiempo se había encontrado a una mujer descuartizada dentro de pailas de pintura–. Si hubo o no responsabilidad, se determinará en las conclusiones de la investigación de OAT. Por mi parte, no voy a adjudicar nada hasta que se sepa todo.

No me iré sin antes mencionar que en vez de estar legislando para el “Black Friday” para enfrentar ese “grave problema” creo que hay que hacer más cosas en pro de la mujer: ¿verdad Senador Navarro?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada