miércoles, 18 de agosto de 2010

Se vende Independencia: Al por mayor y al detal

La condición política de Francia, una de las cúspides de la democracia, vestigio de una lucha que al parecer continúa en nuestro tiempo, da mucho de qué hablar en términos históricos. (Voltaire debería estar preocupado)
Sucede que mi preocupación aflora ante una noticia revestida de arrogancia, inequidad y soberbia. En puridad, Francia no acepta, de una vez y por todas, que el atropello al pueblo haitiano no es algo del pasado, sino un efecto continuo, un dolor que ha durado siglos.

Nicolas Sarkozy parece haber estado dibujando caricaturas en los bordes del cuaderno mientras estudiaba Historia. O quizás me equivoco (tal y como lo afirman muchas personas). A lo mejor soy yo y mis idioteces, a lo mejor soy yo y mis ganas de ver a los negros en el lugar en que se supone que estén. No por las cuestiones racistas, no por ser un renegado, ni tampoco por querer hacer alarde del mas justo. Simplemente porque Haití es un país con una historia política sin igual.
Opino que la propuesta de Chomsky es válida. No obstante, el lingüista ya tiene fama de loco, de excéntrico sabelotodo y, ante los republicanos (y quizás hasta para los republicanos ultramarinos), de un empedernido vanguardista liberal.
Les presento un ejemplo de lo que se llama “racismo internacional”, o quizás pueda llamarse “alergia al tercer mundo”; otro error elefancíaco de lo que algunos absurdos con intención inocua llaman modernidad.



Francia no devolverá a Haití el dinero cobrado por la independencia
Por RFI


El Gobierno responde así a la petición de un grupo de intelectuales encabezados por Noam Chomsky, que defendieron la propuesta de CRIME, un polémico colectivo que defiende esta causa. El 14 de julio, esta asociación sacó un vídeo en una web que simulaba ser del Ejecutivo francés, donde un falso representante de Francia anunciaba que accedía a devolver el dinero a Haití.
Francia no devolverá a Haití el dinero que le cobró por su independencia hace dos siglos. Lo confirmó esta semana la portavoz adjunta del Ministerio de Exteriores francés, Christine Fages, quien respondió así a la solicitud formulada por un grupo de intelectuales encabezados por Noam Chomsky en el diario francés Libération.
La carta iba dirigida al presidente francés, Nicolas Sarkozy y, en ella, los firmantes valoraban en 17.000 millones de euros el valor de la deuda que tendría que abonar el Gobierno francés por permitir en 1804 la independencia de la colonia: a cambió exigió 90 millones de francos de la época, que Haití estuvo pagando hasta mediados del siglo XX.

Según los firmantes, el pago fue exigido "para compensar a los antiguos colonos propietarios de esclavos” por la pérdida de los beneficios que les reportaba esa actividad. Ahora, piden que se tenga en cuenta ese pago para paliar las “necesidades financieras urgentes” de este país a raíz del terremoto.

El Gobierno francés no ha querido polemizar en demasía con Chomsky y y otros intelectuales que suscribían la misiva, como Naomi Klein o los europarlamentarios Daniel Cohn-Bendit y José Bové. “No es nueva la reclamación”, aseguró Fages, quien considera que su Gobierno está colaborando muy activamente para ayudar a Haití.

"Desde el terremoto, Francia ha consagrado 24 millones de euros a la respuesta humanitaria en el país ", aseguró. También ha señalado que Francia ha condonado los 56 millones de deuda moderna que el país caribeño había contraído con ellos.

Los intelectuales formularon su petición a raíz de que el Gobierno francés anunciara que estaba pensando tomar acciones legales contra un grupo llamado CRIME que, para reivindicar ese dinero para Haití, realizó una página web idéntica a la del Ministerio de Exteriores francés y anunció el 14 de julio, en un video, que Francia devolvería la deuda de la independencia de este país, uno de los más pobres del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada